Joel Meyerowitz y las fotos ‘jodidamente aburridas’

Acepto las complejidades y las contradicciones de la vida diaria. Muchas veces, la gente siente la necesidad de enfrentarse a la realidad controlando, en la medida de lo posible, sus respuestas emocionales. Yo quiero acabar con eso. La realidad es la realidad. Es todo, y todo al mismo tiempo, y tú tienes que encontrar tu posición en ese momento en el tiempo que es incontrolable y efímero.

La asombrosa riqueza y el matiz tonal del color van más allá de todos los tópicos. Es lo que es el mundo; el color es vida.

joel2
Foto: Joel Meyerowitz

He llegado a una edad (79 años) en la que pienso que es interesante dejar que otras personas miren mi trabajo y que vean lo que sea que tengan que ver, sin que yo les guíe. Quiero cederles ese poder para interpretar lo que ven. Quién sabe, puede que me lleve una decepción. Las fotos que a mí me parece que son más significativas pueden pasar desapercibidas, pero es un riesgo que me complace correr.

joel4
Foto: Joel Meyerowitz

Ver trabajar a Robert Frank me cambió la vida. Por aquel entonces yo era pintor. Dejé los estudios de Historia del Arte y todo lo que hacía para sumergirme en este nuevo mundo de ideas y posibilidades. Dejé mi trabajo y empecé a hacer fotos aunque no sabía nada de fotografía. No sabía a dónde iba a llevarme esto, o qué sacaría de ello, lo único que sabía es que mi instinto me decía que tenía que hacerlo. Fue un gran acto de fe.

joel1
Foto: Joel Meyerowitz

Cuando dejé el blanco y negro y me pasé al color en la década de los 60, lo primero que hice fue lanzarme a las calles en busca de inspiración. Me gustaba el acto físico de moverme entre las multitudes, esa increíble energía gestual y la fragmentación de la vida urbana. Eso es lo que me resulta atractivo.

joel9
Foto: Joel Meyerowitz

Piensa  en tus acciones diarias, en lo que percibes, y en esos momentos en los que ves algo que te sobresalta. Eso es la inspiración. Tú te limitas a existir, y de repente algo que va más allá de tu mapa conceptual se revela ante ti; la forma en que cae la luz, o un gesto que hace alguien, un sonido que oyes, o incluso el olor que sale de una panadería. Habrá algo que ponga tus sentidos en modo de alerta, todos tus sentidos, y esto es lo que llamamos “el sexto sentido”: es este principio unificador de energía que nos pone alerta.

joel10
Foto: Joel Meyerowitz

 

Las imágenes que vemos hoy en día son muy simples y muy iconográficas. No veo muchas fotos que traten la complejidad, el matiz y las interrelaciones. Es parte de la ‘mentalidad de Instagram’, esa que nos lleva a representar las cosas separadas y de manera unidimensional: un plato de comida en un restaurante o algunos collares bonitos. Este tipo de fotografía tan plana es parte de la estética actual y a mí me resulta jodidamente aburrida.

joel8
Foto: Joel Meyerowitz

En lugar de intentar encajar en un modelo concreto, ¿no es más importante encontrar tu propia voz, tu identidad? No se trata de intentar separarte del resto sino de tratar de averiguar quién coño eres. Esa es la belleza de la vida.

 

*Las palabras de Joel Meyerowitz están directamente traducidas del artículo “Colour is Life”: A Candid Conversation With Joel Meyerowitz publicado el 8  de diciembre de 2017 en la revista online AnOther.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s